Artistas locales

La crisis sanitaria golpea fuertemente a los artistas

19/04/2020

Actuaciones canceladas e incertidumbre sobre cuándo retomarán su actividad. Aún así tienen optimismo y comparten canciones con el resto de la ciudadanía para alegrarles estos días de confinamiento.

Artistas locales

La Feria de Abril cancelada. Locales de ocio cerrados. Fiestas privadas suspendidas. No queda otra que tirar de los ahorros para pasar estas malas semanas. Los artistas locales son grandes perjudicados del Estado de Alarma declarado para evitar el contagio del Covid 19. Desgraciadamente su situación no es la misma que la de otros artistas conocidos nacional o internacionalmente con grandes discográficas detrás. Para ellos todo esto está siendo un «batacazo brutal».

Sonikete, Juan San Juan, Tony Márquez (El último de Triana), José Mari Fernández, El Pechuga, A contratiempo, Tony Espino, Marisma, Vicente Vallejo (Dando la cara), Mayte Sanz o la banda Antihéroes, todos ellos están padeciendo los efectos que el virus está dejando en la economía. Algunos tienen otros oficios que les permiten ingresar algo de dinero pero la mayoría viven de la música o los bolos que tienen suponen el 80-90% de sus ingresos anuales por lo que algunos de ellos apuntan «estamos viviendo un auténtico drama, recurriendo incluso a la ayuda de Servicios Sociales».

Coinciden en que no hay ayudas para ellos. Quizás hay quien pueda beneficiarse de subvenciones de SGAE o AISGE pero «son pequeñas y difíciles de conseguir pues hay que cumplir muchos requisitos por lo que al final sólo acceden a esas ayudas los artistas de siempre, los que más tienen», indica El Pechuga, quien sigue componiendo y haciendo música desde casa. Además está a punto de publicar su nuevo single «Poeta decadente».

Algunos de estos artistas sanjuaneros estaban en su mejor momento cuando llegó la pandemia como por ejemplo Juan San Juan quien, tras haber sido finalista en el popular concurso Got Talent, tenía más actuaciones que nunca desde el mes de marzo hasta pasado el verano. «Veo que mi carrera se ha quedado truncada en este momento tan importante para mí y no puedo hacer nada. Intento no pensarlo y siempre que puedo ayudo a quienes me lo piden con mis canciones grabadas en casa o cantando desde mi ventana pero... «quién me ayuda a mí? Es muy duro todo esto. Mi mayor consuelo no es otro que mi mujer Carmen y mi niña Mercedes» confiesa.

Las fiestas patronales de San Juan de Aznalfarache podría ser un pequeño alivio para algunos de ellos pero aún se desconoce si se celebrarán o no, todo dependerá de las medidas que estén puestas en marcha en la segunda quincena de junio.

Aún así, ninguno de ellos pierde su simpatía, su cariño a la gente, su amor a la música. Casi todos intentan alegrarles la vida a sus vecinos bien por sus ventanas y balcones cantando o bien grabando vídeos que comparten en redes sociales. Hay quienes dedican un rato al día a ejercer de dj además de cantante como el caso de Vicente de Dando la cara , «fíjate que ya me han regalado hasta 4 caja de botellines en agradecimiento, jajaja...».

 También hay quien aprovecha estos días para componer como Mayte Sanz o Andrés Eme y El Kanishe, de la banda Antihéroes.  También graban a distancia o incluso aprenden a tocar el piano como Tony Márquez.  José Mª Fernández continúa con proyectos nuevos colaborando con otros compañeros. Sonikete  siempre muestra su disposición a ayudar en todo lo que haga falta ofreciéndose a cantar donde sea. El grupo A contratiempo sigue animando y cantando a todos sus seguidores por redes sociales al igual que Toni Espino quien colabora con bares de copas que mantienen sus redes activas y publican vídeos de sus artistas más queridos.

No pierden su simpatía ni sus ganas de hacer felices a los demás. Siempre están ahí para conseguir que nuestras fiestas sean grandes fiestas y para convertir los encuentros en únicos. Son nuestros artistas. Disponibilidad absoluta para alegrar nuestras reuniones o para ayudar en causas benéficas. Cuando pase el confinamiento y las concentraciones de personas se permitan deberían ser ellos los imprescindibles porque entre ellos y nosotros, no cabe duda, la necesidad y la dependencia es mutua. «No estáis solos. Estamos con vosotros».