Humana_contenedor.jpg

San Juan recicló un total de 56 toneladas de ropa durante 2016 con la Fundación Humana

#Gobierno Interior 02/02/2017

Actualmente son 20 los contenedores que esta ONGD tiene distribuidos por el municipio.

Los vecinos de San Juan de Aznalfarache depositaron en 2016 un total de 56.008 kilos de ropa en los contenedores de Humana Fundación Pueblo para Pueblo. Esta cifra representa un aumento del 39,65 % respecto a 2015, cuando se recogieron 40.107 kilos. La Fundación tiene instalados 20 contenedores en el municipio en los que se deposita la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no utilizan y a los que se les da una segunda vida. Es un servicio gratuito y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y eliminación de residuos sólidos urbanos.

En 2013, esta ONGD otorgó a San Juan de Aznalfarache el ‘Premio a la fidelidad al proyecto Humana’, en el marco de los IV Premios de Reciclaje Textil. Desde entonces la recogida de ropa en el municipio ha ido aumentando progresivamente así como el número de contendores distribuidos por la localidad. Así, en 2013 se recogieron casi 30 toneladas en los 13 contenedores de Humana mientras que en 2016se incrementó la recogida hasta alcalzar las 56 toneladas siendo 20 los contenedores ubicados en el municipio. Desde la Fundación Humana en Andalucía consideran que este aumento en la recogida de textil usado viene motivado por una mayor conciencia medioambiental por parte de la ciudadanía y por su solidaridad, ya que la recogida de la ropa usada tiene un claro finsocial. 

Humana celebra este año su 30º aniversario, tres décadas trabajando a favor de la protección del medio ambiente y la cooperación aldesarrollo. La Fundación fue pionera en España en la recogida y preparación para lareutilización de ropa usada. Desde 1987, la Fundación ha logrado que se reutilicen 28 millones de prendas, distribuidas a través de su red de tiendas secondhand.

La reutilización y el reciclaje de textil contribuyen a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático: además de recuperar las prendas, se evita su depósito en vertedero contribuyendo a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero. Cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO 2 , según datos de la Comisión Europea. Las más de 56 toneladas recogidas el año pasado en San Juan de Aznalfarache representan un ahorro de 177 toneladas de CO 2 a la atmósfera,