curso_RCP_web.jpg

Más de 2.000 personas han participado en sesiones formativas de Reanimación Cardio-Respiratoria (RCP)

#Salud 14/10/2016

El polideportivo 1º de mayo ha acogido la jornada en la que han participado profesionales sanitarios de emergencias de instituciones públicas y privadas

 Más de 2.000 personas, la mayoría de ellas escolares de colegios e institutos, han participado hoy en las sesiones formativas sobre Reanimación Cardio-Respiratoria que se han celebrado en el polideportivo 1º de mayo de San Juan de Aznalfarache. La jornada conmemora el Día Europeo de la Parada Cardíaca que se celebra el 16 de octubre. En todas las provincias andaluzas se han impartido cursos y en el caso de Sevilla se han desarrollado en San Juan.

curso RCP web 2

El objetivo de este evento ha sido formar a los participantes sobre cómo hay que actuar ante un caso de parada cardíaca. Menores a partir de 11 años hasta personas mayores han recibido información teórica y práctica sobre cómo practicar los primeros auxilios. Profesionales sanitarios del 061, del SAMUR, de la Unidad Militar de Emergencias (UME), del Servicio Andaluz de Salud y del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe han ejercido hoy de monitores voluntarios para impartir estas sesiones a grupos reducidos de entre 5 y 10 personas cada uno.

Centros escolares de San Juan de Aznalfarache y municipios colindantes han asistido y aprendido cómo actuar ante un caso de parada cardíaca porque, como manifiesta el eslogan de la jornada "Los niños salvan vidas".

curso RCP web 3

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha clausurado la jornada mostrando su satisfacción porque "hemos superado las expectativas. Han acudido más de 2.000 personas. Todas ellas tienen a partir de ahora el conocimiento suficiente para actuar y salvar la vida de otra persona".

Durante el acto, Aquilino Alonso ha entregado sendas distinciones a Alberto González y a Víctor Hugo Valera, fisioterapeutas de un club deportivo sevillano que el pasado 22 de febrero atendieron a una persona que sufrió una pérdida súbita de conciencia mientras estaba haciendo deporte. Se trata de un reconocimiento que hace la Consejería por “gestos solidarios y ejemplares, que han contribuido de manera decisiva a salvar la vida a una persona”, según ha expresado Aquilino Alonso.